Sin categoría

Johnny Cash, I walk the line, Ring of fire

Mi gran amigo de la adolescencia, junto con el que fui descubriendo la música y muchas cosas más me puso el disco “At San Quentin” de Johnny Cash, un descubrimiento que nunca he olvidado. La capacidad de trasmitir que demostraba en aquel concierto. Una capacidad que llegaba a través de los surcos del vinilo hasta dos chavales de catorce o quince años, de clase media, tan distintos de aquellos presos pero con la misma capacidad de entusiasmo por algo que sonaba a libertad.

De aquel disco me ha acompañado siempre una canción, “I walk the line” la voz, su sencillísima instrumentación, limpia, un ritmo base, batería y bajo y un enorme poder para llegar a lo más adentro de cada uno. @guxlar colgó un post describiendo el tema y su creación. Johnny Cash, “Man on black”, el gran exponente del Country, USA por los cuatro costados. He oído, pero no sé si es cierto, que era ultraconservador,… Me quedo con su voz y con su música que le hicieron grande.

Con “Ring of fire” me ha pasado siempre lo mismo. Alguno podría decirme que suenan casi iguales, que sólo suenan distintas gracias a esas trompetas mejicanas que marcan su personalidad. Es posible y, quizás, por eso me gustan. Quizás porque siempre me han gustado las canciones intimistas y sencillas. Podría escucharlas durante horas para desesperación de quienes me rodean. Edri Alexander cuenta la intrahistoria de esta canción.

Os dejo con “Hurt” una canción grabada en la recta final de su vida, una canción triste e íntima que termina con una estrofa que suscribo: “Si pudiera empezar de nuevo. Un millón de millas de distancia. Me gustaría seguir siendo yo, encontraría una manera”.

Quizás te guste ver otras entradas:

Sin categoría

Oh Brother, “I am a man of constant sorrow”

Tres presos escapan vestidos con el tópico mono de rayas blancas y negras que los caracteriza. Se encuentran con un guitarrista que ha vendido su alma al diablo. Con él graban una canción “I am a man of constant sorrow” firmando como los “The Soggy Bottom Boys” (“Los Traseros Mojados”)… La banda sonora de la película “Oh Brother, Where Art Thou?”, bluegrass puro, es de las que más he disfrutado.

George Clooney puso la imagen pero la voz la puso Dan Tyminski, El Intranews lo cuenta bien. Un grupo de expertos calificó la canción como una de las mejores canciones de country del siglo, la única bluegrass, el único éxito que no es de radio y la única canción de una banda sonora. La única canción de un grupo ficticio entre las que ocuparon los primeros puestos de la lista.

«Man of Constant Sorrow», fue compuesta por un violinista medio ciego de Kentucky, Dick Burnett, a principios del siglo XX, quizás este se limitó a recoger el resultado de la evolución popular de un himno religioso antiguo.

Antes de convertirse en el tema principal de “Oh Brother” la han cantado muchos grandes, Bob Dylan entre ellos.

Con variaciones en su título también la han cantado: Joan Baez (Girl of Constant Sorrow).

Judy Collins (Maid of Constant Sorrow).

Peter, Paul and Mary (Sorrow”) y en 1970 la grabó, con su título original, la Ginger Baker’s Air Force.

A mi la que más me gusta, la que más auténtica me suena, es la que Dan Tyminski grabó poniendo la voz a George Clooney. Con eso vuelvo a Dan Tyminsk y al bluegrass. Os dejo con una pieza que explica porqué me gustan el country, el blues y el jazz.

Quizás te guste ver otras entradas: