Ella·Generación del 68·Himno·Lo + mío

Imagine

John Lennon era un símbolo para la generación del 68. Esa generación que quiso cambiar el mundo, esa generación que, por un momento creyó, creímos, que habíamos cambiado la sociedad y lo hicimos. Para bien y para muy mal. Esto último contradiciendo los principios en que creímos y que estaban en Imagine.

Recuerdo escucharlo en casa, fue un mazazo. Ni Ella ni yo nos lo podíamos creer. ¡Un asesinato tan estúpido y gratuito1 Algo que parece que sólo podía pasar en una sociedad enloquecida… Y pasó. Pasó hace cuarenta años, el 8 de diciembre del 80. El primero de nuestros hijos nació un año y un día después. Sin duda el mundo que se encontraron era peor. 

Imagine ya era un himno, una declaración de principios, algo trascendente que ha continuado sonando como banda sonora de la utopía. Sigo deseando que su letra se haga real.

Quizás te guste ver otras entradas:

hermana·Sin categoría

Yellow Submarine

De la mano de sus majestades los Reyes Magos, el 6 de enero de 1967 entró el pick up en casa. Yo tenía 12 años y mi hermana 11. En mi carta yo había pedido el, entonces, último disco de los Beatles, un EP con cuatro canciones: Yellow Submarine, y lo trajeron. Fue mi primer disco.

Ya nos gustaba la música y comenzábamos a cantar y bailar una música era mirada por la dictadura con una mezcla de burla, y desconfianza. Ahora pienso que intentaban disimular el miedo al cambio y a que este les arrastrase. Nuestra abuela, siempre moderna, decía que le gustaban “los Vitis”. Nuestros padres dejaron trabajar a los Reyes Magos.

La wikipedia dice que “en España la película fue estrenada en todos los cines el 22 de diciembre de 1969 en versión original subtitulada”. Aunque la película es del 68. Tardó algo más de un año en llegar.

Entre 1960 y 1970 The Beatles marcaron una época; marcaron el modo en que varias generaciones nos acercamos a la música; fueron bandera de una sociedad que, en occidente, cambió la sociedad y abrió paso a nuevas ideas. La pena es que esa generación, la del 68, al llegar a puestos de responsabilidad, olvidó, olvidamos, aquel sueño y protagonizamos el error, el horror, que hemos llamado neocapitalismo y pomposamente definen como neoliberalismo.

Quizás te guste ver otras entradas: