hermana·niñez·Sin categoría

Bonanza y Los Picapiedra

Pertenezco a una generación que recuerda la llegada del primer televisor a su casa. Tengo en mi cabeza la imagen de ese día; la caja de embalaje abierta; un técnico había instalado la antena; mi hermana y yo mirando con asombro, en imagen un programa infantil con unos tipos vestidos de mago.

De la programación de mi niñez recuerdo las series: Bonanza, Rintintín, Viaje al fondo del mar,… Se convirtieron en referencia de nuestros juegos y “los caballos de Bonanza” una música que ha permanecido en mi sesera.

Los dibujos animados, sobre todo los Picapiedra, y aquellos inventos tan chocantes que nos enseñaban una vida troglodita pero más moderna y tecnológica que la de aquella España.

En España lo veíamos en blanco y negro. En gris. Todo era muy gris.

Quizás te guste ver otras entradas: