Sin categoría

23F, la música militar nunca me hizo levantar, Paloma San Basilio y Dolly Parton

El 23F es una fecha que, todavía hoy, me remueve en lo más íntimo, una fecha de la que hoy se cumplen 39 años y en la que todo se pudo torcer para convertirse en un gran desastre. Un desastre que venía de la mano de quienes consideran que, todavía hoy, los únicos que pueden ostentar legítimamente el ser español son ellos mismos. Esos que dicen que les “encantaría fusilar a 26 millones” de españoles.

El recuerdo de aquel día está ligado a las marchas militares, emitidas desde los medios públicos ocupados por el ejército. No voy a reproducir aquellas músicas “la música militar nunca me hizo levantar” cantaba Paco Ibáñez en “la mala reputación” (letra y música de George Brassens).

He buscado qué temas eran los más oídos aquel día. Paloma San Basilio lideraba “los 40 principales” con aquello de “No llores por mi Argentina”.

Mientras que el “Hot 100” de Billboard lo encabezaba Dolly Parton con “9 to 5”, Un canto a la lucha por mejorar la condición de una mujer que trabajaba de 9 a 5

Ella y yo no nos pusimos de acuerdo aquella noche. Ella quería irse de España, no quería aguantar “ni un minuto más” aquella gentuza gobernando nuestro país. Yo estaba dispuesto a reincorporarme a la lucha por las libertades. Afortunadamente pudimos volver a nuestro día a día. Unos meses después nació nuestro hijo mayor.

Quizás te guste ver otras entradas:

Sin categoría

De Desmadre 75 a Georges Brassens

Asociar la música al humor ha sido siempre algo que he disfrutado. Recuerdo reírme con canciones que viajaban desde el trazo grueso de Desmadre 75 hasta la fina ironía (y la notan fina de Georges Brassens. Un sano ejercicio que he continuado desde entonces en todas las épocas de mi vida.

Grandes interpretes así lo entendieron y disfrutaron y yo con ellos. En los años 70 llegaron versiones de Brassens traducidas al castellano. “La buena reputación” que cantó Paco Ibáñez ganando nuestro corazón con frases como “la música militar nunca me hizo levantar”; “Ojo al gorila” una historia que, entre otros muchos, cantaron Sabina y Carbonell y que a todos nos hizo sonreír al subvertir la dignidad de una judicatura entonces muy posicionada del lado de la dictadura.

Pero también nos reímos con chorradas como “Saca el güisky cheli” que aprovechamos para cantar a coro festivamente con la sana intención de, simplemente, pasarlo bien.

Tiempo habrá en este blog de publicar más entradas con la etiqueta de “Humor”

Quizás te guste ver otras entradas: