Sin categoría

Maneras de vivir bailando un rock and roll en la plaza del pueblo

Celebrábamos la boda de mi hijo mayor. Llegó el baile, un momento en el que yo suelo ausentarme. Aquel día no lo hice, era el padre del novio y tenía que estar allí. Fueron sonando temas. Un poco de todo, para agradar a todos pero, al pincha le iba la marcha y comenzó a pinchar rock. Pasamos por “bailar un rock and roll en la plaza del pueblo” y llegamos a “Maneras de vivir”

Hicimos un corro bailando, allí estaban mi hijo y su mujer, Ella, mi otro hijo, los amigos de los novios y alguno de nuestros amigos. Me sentí completamente feliz rodeado de la felicidad que todos ellos emanaban.

La mayoría de los que allí bailaban eran tremendamente jóvenes y consiguieron que me sintiera tan joven como ellos. Una sensación que no he vuelto a vivir y que espero revivir cuando “el pequeño” organice una fiesta como aquella o, quizás, cuando lo haga mi nieta.

Quizás te guste ver otras entradas: